Blog de staminUP

La maratón más fría del mundo

La maratón más fría del mundo

Oymayakon, en la república rusa de Sajá-Yakutia, situada al este de Siberia Oriental, es la población candidata a ser el «polo del frío del norte», ya que la ciudad ostenta el récord de temperatura más baja registrada en lugar habitado: -71, 2ºC., desde 1926. Aunque la temperatura normal en invierno es de -50ºC. El motivo de hacer tanto frío es por su localización, ya que la ciudad se sitúa entre dos pequeñas cadenas montañosas que «atrapan el gélido aire entre ellas todo el año». Como curiosidad deciros que sus inviernos duran nueve meses, y según narra el escritor y geógrafo Nick Middleton, en su libro «Going to Extremes», el 40% de la población de Oymayakon ha perdido los dedos por congelación mientras cambiaba la rueda del automóvil.

El nombre que ostenta el pueblo significa «agua que no se congela», algo difícil de entender, ya que con esas bajas temperaturas se te deben congelar hasta las ideas. Pero sus cerca de 500 habitantes se han aclimatado a ese frío tan extremo; eso sí, no permanecen más de 20 minutos seguidos a la intemperie; y los móviles solo los usan bajo techo, ya que en el exterior se congelan. Toda la ciudad tiene calefacción proporcionada por una central térmica alimentada por carbón y que funciona las 24 horas del día. Pero a pesar de estas dificultades atmosféricas, Oymayakon es un destino turístico cotizado por los amantes de la aventura y deportes extremos.

Oymayakon el pasado 21 de enero, albergó la tercera edición de la «Maratón Polo del Frío», reuniendo tanto a atletas profesionales como a aficionados. La carrera es conocida como «La Maratón más fría del mundo». Apuntándose 65 corredores, locales y llegados desde Emiratos Árabes, Estados Unidos o Biolorrusia, que soportaron temperaturas de 53 grados bajo cero.

La historia de esta maratón nació el 5 de enero de 2019 gracias al patrocinio de Alexander Krylov, propietario de la agencia turística local Turuu Tour Agency, estableciendo una maratón de 42 km, acompañado de otras cuatro distancias más cortas: 5, 10, 20 y 30 km, siendo una verdadera prueba de supervivencia. Se apuntaron diecinueve participantes, pero solo dieciséis se presentaron en la línea de salida. Todos eran rusos y sus edades iban desde los 21 a los 71 años. La mayor distancia, de 42 km, no pudo ser terminada por ninguno de los competidores, dando como ganador al participante de una aldea cercana, Ilya Pesterev, que fue el último corredor, tras cuatro horas, que se paró una vez pasado el kilómetro 38.

Al año siguiente, se apuntaron 28 deportistas, ganando en categoría masculina, el profesor del Instituto de Cultura Física y Deporte de la localidad rusa de Churapcha, Visily Lukin, quien llegó a la meta en 3 horas, 22 minutos y cuatro segundos; y en categoría femenina, Aleksandra Mitina, con 4 horas, 33 minutos y 43 segundos.

Hace unos días, como os hemos comentado, se ha vuelto a celebrar esta carrera, apuntándose 65 corredores, enfrentándose a las distintas modalidades: maratón, medio maratón (21 km), 10k y 5k. La carrera comenzaba en la mencionada ciudad de Oymyakon y recorría 42 kilómetros de pura nieve y ambiente gélido hasta llegar a Tomtor. Ganando nuevamente la Maratón de 42 kilómetros, el ruso Visily Lukin, batiendo su anterior récord, logrando llegar a la meta tras correr 3 horas y 22 minutos. En la categoría femenina, la corredora local, Marina Sedalischeva, que finalizó los 42 kilómetros en 4 horas y 9 minutos. En la media maratón vencieron Visliy Spiridonov y Ulyana Barashkova.

Los ganadores recibieron premios desde los 1.132 euros (100.000 rublos), dando distinciones especiales para los que superaban los 70 años.

Esta tercer edición del maratón más frío del mundo se dedicó, según han informado The Siberian Times, al centenario de que Yakutia se convirtiera en una república autónoma dentro de la antigua Unión Soviética.

¡¡¡Impresionante!!! Si te gusta la aventura y el running… ¡no lo dudes! Nosotros te preparamos.