Blog de staminUP

Beta-alanina: Todo lo que debes saber.

Beta-alanina: Todo lo que debes saber.

¿Has probado la beta-alanina? En este artículo te contamos como puedes sacar el máximo de este valioso suplemento. Ya hemos comentado que para los deportistas, el planificar los ejercicios que van a realizar es importante, pero también lo es el cuidar la alimentación para aumentar el rendimiento deportivo. Según el ejercicio que queramos realizar tendremos que elegir una dieta adecuada; así como, si es necesario, los suplementos nutritivos que nos ayuden a lograr nuestros objetivos.

Hoy vamos a comentar las propiedades de la beta-alanina (BA), que es uno de los suplementos deportivos más utilizados hoy en día, y según estudios realizados y metaanálisis, la suplementación aguda con BA es una excelente ayuda ergogénica para los atletas de resistencia (deportes como el ciclismo, triatlón, cross-training…), para aumentar el rendimiento deportivo.

La beta-alanina es un aminoácido no esencial sintetizado en el hígado, que puede ingerirse a través de la dieta o mediante suplementos, y una de las principales «fuentes de energía para el sistema muscular y nervioso». Este aminoácido está presente en muchos alimentos de origen animal y vegetal, y si llevamos una dieta variada y equilibrada, su uso como suplemento no será necesario, aunque en determinadas ocasiones la suplementación de beta-alanina, puede ayudar a aumentar sus reservas.

La beta-alanina se está convirtiendo en una ayuda ergogénica muy popular entre los deportistas, ya que sus propiedades han sido confirmadas por diversos estudios científicos, para reducir la fatiga muscular y aumentar la energía. Este aminoácido es importante para elevar los niveles de carnosina en el organismo (su consumo según estudios realizados en 2007 y publicados en la revista médica «Amino Acids», puede aumentar la carnosina en los músculos hasta un 80%). La carnosina favorece la regulación del pH de la sangre, reduciendo la acidez producida por el ácido láctico generado durante el ejercicio, con lo que el músculo ofrece una mayor resistencia al cansancio, preparándolo para continuar con el ejercicio físico.

En resumen, y según los datos que se tienen actualmente, se puede asegurar que la suplementación con beta-alanina provoca un efecto ergogénico significativo en el ejercicio de alta intensidad, atenuando la fatiga neuromuscular, aumentando la masa muscular, facilitando, al mismo tiempo, la pérdida de grasa corporal.

La suplementación diaria de entre cuatro a seis gramos de beta-alanina, durante dos o cuatro semanas, mejorará nuestro rendimiento del ejercicio. El único efecto secundario que se tiene constancia es la parestesia o cierto hormigueo o picor, pero se resuelve disminuyendo la dosis.

La beta-alanina es sumamente prometedora como una ayuda ergogénica y actualmente se encuentra en el grupo A de la Clasificación de Suplementos del Instituto Australiano del Deporte (AIS).